Quienes Somos


Nos situamos a mitad del siglo XIX cuando una joven de noble ape­llido y acomodada familia madrileña empieza a darse cuenta que la vida que lleva no la colma: agasajos sociales, encuentros formales y fiestas de nobleza decimonónica empiezan a dejar huérfano su espíritu. Su vida está llamada a entregarse en favor de una causa mucho mayor. Y es así como, tras el encuentro con una prostituta moribunda en un hospital, abandona su posición para consagrar su vida al servicio de los demás, proyectando su misión en la atención, la liberación y la promoción de la mujer explotada por la prostitución o víctima de otras situaciones que la esclavizan. De esta manera nace un carisma y de él la Congregación de las Religiosas Adoratrices.

 

La Congregación de Religiosas Adoratrices Esclavas del Santísimo Sacramento y de la Caridad, fue fundada en el año 1856 de la mano de la madrileña Sta. Mª Micaela, desde ese momento, trabaja por la liberación y promoción de la mujer explotada, esclavizada u oprimida de cualquier manera, con especial atención en aquellas mujeres víctimas de la prostitución y trata con fines de explotación sexual. El ámbito de actuación se extiende a lo largo y ancho de la geografía mundial. Actualmente se desarrollan más de 170 proyectos  en el mundo, haciendo del carisma adoratriz un tapiz de ilusión, entrega, compromiso y servicio tintado de diferentes culturas y extendido por más de 20 países.

 

En Sevilla, las Religiosas Adoratrices dan respuesta desde el año 1922 a diferentes demandas de la mujer en situación de exclusión social. Hoy en día, la presencia como obra social en dicha ciudad se materializa a través del Programa ONNA – R. R. Adoratrices, que tiene como finalidad la liberación, el empoderamiento, la integración personal y social, la promoción y la reinserción social de la mujer y el análisis crítico de la realidad en que se mueve.

 

El Programa ONNA Adoratrices quiere configurarse como respuesta a un colectivo que desgraciadamente no deja de crecer, que se inserta en una realidad social particular, difícil y que requiere un tratamiento especializado, esto es, las mujeres víctimas de la trata con fines de explotación sexual, la prostitución y el ámbito penitenciario.

 

“Para ellas es la obra”

(Sta. Mª Micaela, fundadora)

Identidad

El Programa ONNA Adoratrices forma parte de la Obra Social de la Congregación de RR. Adoratrices, fundada por Santa Mª Micaela en 1856. Tiene desde su origen como misión institucional la liberación, empoderamiento, integración personal y social, promoción y reinserción social de la mujer víctima de diversas formas de esclavitud. Además, la denuncia de situaciones de injusticia, la defensa de los derechos de la mujer, el conocimiento de la problemática social y el análisis crítico de la realidad.

Misión

La Misión del Proyecto Onna Adoratrices es acoger y acompañar a la mujer en grave riesgo de exclusión y alta vulnerabilidad, principalmente aquéllas que son víctimas de prostitución/trata para su explotación sexual y aquellas otras mujeres que provienen del ámbito penitenciario, promoviendo la defensa de sus derechos y la denuncia de todo modo de esclavitud.

Visión

Ser un referente cercano y eficaz, para las mujeres que se acerquen al programa ONNA.
Impulsar la autonomía de cada mujer, consolidándola en el tiempo.
Trabajar coordinadamente y en red con otras entidades e instituciones.
Cultivar en todos los profesionales de la entidad un modo de trabajo coordinado y cohesionado y comprometido.

Valores

Acogida. Desinteresada y disponible en cualquier momento.
Honestidad. Como fundamento de todo nexo.
Trabajo. Esencial, para el desarrollo de una vida estable.
Responsabilidad. De cada una de las mujeres y grupos de interés con nuestras acciones.
Familiaridad. Creando vínculos, afectivos que sean base de crecimiento y confianza.
Escucha.  Prioritaria para llegar a la compresión  de la realidad.

Nuestro teléfono de contacto es el 693 231 533